Filosofía del destino

No en vano hizo ademán de levantarse y querer andar. Cuando se encontró ante la escalera del oráculo, se paró a pensar: sí, el destino puede estar escrito, los caminos que uno escoge no vienen dados por azar; por mucho que pienses ante una encrucijada, cuando has llegado hasta ella, se debe a un motivo, al igual que por alguna razón recorres ese nuevo camino. No menos importante es dejar que el destino juegue y llene tu vida de casualidades, y que menos que el camino sea sencillo con buenas venturas. Así pues amigo, no confundas a tu pensamiento, no charles en demasía contigo en tu interior y deja que el destino fluya por el camino que la vida sabe recorrer. Disfruta de las vistas que acompañan ese andar.

La vida recorre sola su camino.

Junio de 2008. Decidí empezar la carrera de periodismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s