Cuando la música te lleva a otros mundos

Ella está tumbada en la alfombra con los cascos puestos, escuchando una dulce voz cuyas letras llegan al alma.

Él está asomado en el balcón, con un cigarrillo encendido en la mano cuya ceniza cae al suelo, mientras tararea la canción que también suena en sus cascos.

Ninguno piensa, ninguno siente más que la vibración de la música. Tal vez ellos se han encontrado en otro mundo y por eso sus cabezas duermen. Lo que sí es cierto es que ni hay nada más allá de esos cascos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s