Noches

Al caer el peso del día sobre los ojos nos dormimos abrazados, fundidos como uno solo y cuando llega el nuevo día, las ganas de volver a vernos la sonrisa nos despierta lentamente. No puedo soltarte y no quiero que dejes de apretarme contra tí. Podría estar así, infinitamente…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s