La chica de ayer

Tal vez para algunos resulte una experiencia incómoda, infundada en el temor al rechazo. Pero de eso todos sufrimos. Yo aprendí de alguien una vez que vivir ese momento es muy divertido, todo un alarde de ingenio para la mente: pensar cómo moverse, pensar los gestos, analizar los suyos, qué vas a decir, de qué puedes hablar con alguien que no conoces, los nervios, te puede temblar la voz, caer en la invención para resultar interesante…

¡Qué importa una negación! el camino ya lo has seguido y charlar con alguien a quien has admirado por unos segundos!

Gratificante y refrescante, sin duda alguna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s