Dame sal

Sí, es cierto que a nadie le gusta esa fase de la noche en la que pasa algo de lo que no te acuerdas al día siguiente, pero despertarte con un mensaje escrito en cualquier parte de tu cuerpo, es una experiencia aún más traumática:

“Dame Sal” es hija de un sencillo boli bic de promoción de una empresa editorial, que había estado descansando, olvidado, en el cajón de un mueble. Cuando ese mueble parecía tener sus días (minutos tal vez) contados, el boli salió a la luz y quedó sobre una mesa cercana. Allí espero, adormecido, cubierto de polvo hasta la noche que le lanzó al estrellato. Tanto el brazo como los presentes no querían ver aquel espectáculo pero el boli estaba convencido de que aquella era su noche especial. Ya tenía la frase, ya sabía lo que iba a decir, solo faltaba que alguien garabatease aquellas dos palabras y corriese la tinta…

PD: el pilot se quita aún peor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s