Utopía en un simple día

Anoche se fue a la cama cansada de sentirse dentro de sí misma. Estaba fatigada de tan largo día, pero se sentía conforme con volver a adoptar la posición horizontal sobre su cama. El colchón se sentía blando, a pesar de estar justo en el centro, le parecía estar en plena armonía, nada de ese extraño parecer que se produce cuando el colchón cede justo en su centro, y se abre una boca que te engulle hacia lo más profundo del somier. La almohada se había puesto de acuerdo, pues sus plumas abrían espacio a la forma de su cabeza, cediendo el exacto nivel en el que el cuello que alineado en idónea sintonía con el cuerpo.

Recordó todos los maravillosos sueños que había tenido y borró por completo los más oscuros recuerdos: soñó con su familia, que aún estaba de viaje, y compartía agradables momentos bajo el sol de la playa olvidando que ese año no dispondría de días de vacaciones. Compró un boleto de lotería, de esos que se rascan con una moneda o con la punta de las llaves, con tal suerte que le tocó un nuevo boleto, con tal suerte que este segundo, venía premiado con unos miles de euros. Corrió hacia su familia, que inquieta le miraba ante la estupefacción de su cara, anunciando que con esos miles de euros iba a reformar el baño y la cocina. Por fin disfrutarían de una bañera hidromasaje y de una campana silenciosa para la cocina. Al volver de vacaciones su jefe la recibió con un amigable abrazo y se interesó por sus días de descanso. No había una paga extra ni nada similar, pero era reconfortante ver que el trabajo que se podría haber acumulado en sus días de ausencia, estaba por completo terminado. Su jefe había decidido darle la bienvenida que se merecía. Un par de días después, se puso en contacto con algunos ofertantes para hacer la reforma, con tal suerte de que en cosa de un mes, estaba todo por completo terminado, y perfectamente acabado, nada que reprochar en ese trabajo.

Casi eran las once de la mañana cuando abrió los ojos. Era martes, tenía que ir a trabajar, pero no era necesario el despertador. Sabía que en su trabajo lo importante era la productividad y no el horario fijo que el superior te impone. Se dio un tranquilo baño en la nueva bañera hidromasaje y al salir se cubrió con un albornoz traído directamente de las mejores tiendas de Portugal, como recuerdo de su magnífico viaje de verano. Se encaminó a la reformada cocina y miró con embelesamiento la campana silenciosa. George Clooney le extendía una taza de un café nespresso recién hecho, con una adorable sonrisa en su cara y un galante “buenos días”, en un perfecto español.

Marchó de nuevo a la habitación para vestirse. Se miró de refilón en el espejo para notar que el moreno de la playa aún teñía su piel, con un lindo tono dorado. Cuando se vio preparada se marchó andando al trabajo. Suponía todo un placer el poder ir paseando a la oficina, más los primeros días de la primavera, que el sol de las doce de la mañana calienta lo necesario y sin abrasar.

Sin espera, tomó el ascensor principal y se vio en el espejo. Apenas había dedicado tiempo a arreglarse el pelo, pero estaba perfecto, como recién salida de la peluquería. Entro por la puerta de la oficina, saludando a todos sus compañeros, que le devolvían el saludo con una amplia sonrisa. Se sentó frente a su mesa, encendió el ordenador y no encontró ningún enredado email que pudiera tensar su trabajo. Saludó a su jefe con la mano y se levantó a por un café. Revisó su cajón del correo y encontró algunas tareas que desempeñar.

Y así transcurrió el día, con la tarea bien hecha. Al llegar la noche volvió a caer de nuevo en el centro del colchón sin ser engullida por esa ficticia boca. Con la posición de su cabeza y del resto del cuerpo en una perfecta sintonía.

 

Deberes de la uni. Noviembre de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s