Diario de una periodista en paro – 7º parte

Aunque mi idea inicial para estas séptima entrega no era el tema del que voy a hablar, lo haré brevemente ante el ofuscamiento que me produjo la cierta ignorancia en una respuesta en mi anterior entrega de esta especie de diario.

Voy a empezar explicando lo que es un pretexto: según la Real Academia de la Lengua, un pretexto es el “motivo o causa simulada o aparente que se alega para hacer algo o para excusarse de no haberlo ejecutado”. Con este quiero decir que utilizar los 100 días de Mariano como Presi’ no era más que una excusa para resumir mi actual situación y, dicha sea de paso, resumir un poco las cinco entradas anteriores de este mi diario.

Y ahora a lo que iba. Voy a hablaros de algo que en general, a los que hemos estudiado periodismo no nos gusta que nos digan, sí, eso de que “has estudiado una carrera preciosa”. Pues os voy a responder, no es una carrera preciosa y como todas tiene sus cosas interesantes y sus cosas pesadas, pero bonitas que se puedan elevar a preciosas, no.

En mi caso particular he estudiado esta carrera en la Universidad Complutense, por lo que he estudiado una versión muy cargante del periodismo, con mucha teoría de la información y mucha historia. Vamos, decidme ahora qué tiene eso de bonito. Por suerte a mí que me interesan mucho las nuevas tecnologías he podido enfocar las asignaturas optativas y de libre elección por ahí, pero quien tuvo que cuadrar esa elección con su horario se habrá encontrado asignaturas bastante duras, plomizas y que, hasta que no has aprobado, no te das cuenta de que era interesante (pero de bonita nada).

Después de aclarar este primer apartado, también quiero hacer llegar otro mensaje. A los que hemos estudiado periodismo no nos gusta la gente que se piensa que periodista sólo es el que escribe en prensa, el que habla en la radio y el que pone la cara en la televisión. Quienes nos hemos formado e informado del mundo de la comunicación vemos más allá de las funciones típicas del periodista, es decir, que también vemos salidas en agencias de información, de comunicación, de publicidad o de social media. Nos vemos como community managers porque nos gustan las nuevas profesiones, arriesgar y siempre estar en constante evolución. Nos vemos como content managers o incluso como simples gestores de contenidos web porque nos han inculcado la meta de la comunicación de información a la masa, sea cual sea el camino, con tal de hacer llegar el mensaje. Y por supuesto, nos vemos ocupando cargos de mucha responsabilidad como “el/la que da la cara” cuando somos parte del gabinete de prensa de una empresa, de un partido político, de un equipo de fútbol, etecé etecé. No sólo podemos escribir.

Y ya para concluir, a muchos de los que hemos estudiado periodismo no nos gusta que se presuponga que debemos tener una ortografía excelente por dos motivos: no somos ni lingüistas ni filólogos, somos personas humanas y normales que nos podemos equivocar al escribir en este idioma nuestro tan precioso pero tan complicado. Además, los que trabajan como periodista de ese que podemos llamar “típico”, les gusta compartir escena con los correctores, que para algo existe su profesión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s