Los trucos de las rebajas: trucos que no nos gustan

Ayer por la mañana decidí hacer una primera fase de inspección y redada por algunas tiendas que habían iniciado las rebajas el día 1 de julio… sin éxito, no encontré nada digno de venirse conmigo y ocupar su lugar en el armario.

Lo que sí pude ver son tres trucos más que uno a la primera entrega de los trucos de las rebajas que publique ayer.

1. Llamar a los básicos, a la línea de baño y a las últimas prendas presentadas en la colección de verano como “colección de continuidad“. Bueno en este caso, el truco es muy similar al de colarnos la nueva colección. Consiste en coger básicos como la lencería, las típicas camisetas lisas de manga o de tirantes y la colección de baño, colgarlas en una columna o apartado estratégicamente situado a continuación de los productos rebajados (o incluso entre dos columnas de productos rebajados) para que muchas veces nos las llevemos al probador sin mirar el etiquetado. Resultado: al salir del probador o al llegar a la caja, nos damos cuenta de que existe un cartel que en lugar de poner nueva colección o cualquier otro mensaje similar, nos dice que esa prende es de continuidad.

2. El truco del “desde“: otro de los trucos más habituales es poner el valor de la rebaja, por ejemplo el 50% con una tipografía muy grande, lo suficiente para que el rápido ojo fichador de una mujer, localice las prendas rebajadas. Lo que muchas veces pasa es que, vemos la rebaja o vemos un precio marcado bastante asequible, pero no vemos el “desde”. Resultado: da la casualidad de que la prenda que nos guste no tiene el precio que marca el desde, suele ser al menos 2€ superior y de la prenda más rebajada, no queda ni rastro.

3. No te lo pruebes, llévatelo: con este tercer truco no me refiero al cartel que muchas veces vemos en las tiendas que dice algo así como “llévate lo que te gusta, pruébatelo en casa y si no te convence, te devolvemos el dinero”. No, me refiero a un truco de baja categoría que no es frecuente en todas las tiendas pero que sí lo he experimentado. Consiste en no poner el aire acondicionado en los probadores, tal cual. Resultado: si te gusta te lo llevas, efectivamente te lo pruebas en casa, y por no tener que ir a devolverlo te lo quedas. Aunque otras veces el truco sale mal y dejamos la prenda en el primer lugar que nos pille a mano.

 

Anuncios

4 pensamientos en “Los trucos de las rebajas: trucos que no nos gustan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s