Comprar el zapato perfecto

Esta semana la cosa va a ir de cuidarse un poquito los pies. La verdad es que en cuanto llega el verano la tele sólo nos mete por los ojos productos para cuidar el pelo dañado por el sol y, obviamente, las cremas solares. Las revistas, que reconoced que compráis más en verano que el resto del año, parece que sólo saben hablar de dietas para lucir bikini, celulitis y últimamente de moda de festivales.

Pues bueno, seguro que vuestros pies también sufren en verano ya que los llevamos más descubiertos. Si vivís en Madrid o en alguna ciudad seguro que vuestros talones se secan, os arden los pies cuando llegáis a casa y lo peor… talones negros.

Pero vamos a empezar por el principio, ese momento en el que te compras un zapato nuevo, sandalia o incluso zapatilla:

sandalias_negras_pinterest

No me voy a parar en aconsejaros que no compréis productos sintéticos si no queréis que vuestros pies sufran, ni en marcas mejores o peores porque eso viene al gusto de cada uno. Tened en cuenta que los materiales sintéticos por regla general van a ser más rígidos, mientras que el cuero se adapta a la forma de tu pie.

¿Cómo no fallar al comprar un zapato nuevo? La prueba del pulgar es definitiva.

Lo primero es lo primero, si al calzar tu pie y andar un poco con el nuevo zapato no te ves cómodo, por mínimo que sea el roce de un dedo, no lo compres. Seguro que es precioso, pero no lo compres o puede que acaba al fondo de tu armario.

Luego está el truco de los trucos: La prueba de pulgar. ¿En qué consiste? Pues es el típico truco que va de boca en boca para comprobar el número, porque eso de levantar el dedo gordo a ver dónde te queda…

El objetivo es comprar tu número correcto y que tus dedos no rocen con el calzado en la puntera: el ancho de tu dedo pulgar debe ser el mismo que el espacio que queda entre el dedo gordo del pie y la puntera. El espacio superior, no el nudillo, a ver si os vais a llevar los zapatos grandes.

La zapatería importa

Otro truco muy interesante que leí en una revista de moda es tener en cuenta dónde te estás probando los zapatos. La mayoría de las zapaterías tienen moqueta en el suelo, por lo que puede que te estés probando los zapatos en un suelo muy blando.

Intenta caminar en baldosa, parqué y otros materiales que no sean blandos para simular mejor cómo se adapta tu pie a este calzado.

fcc3b7ee9b51bed71a6591e92a7c1034Y hasta aquí los dos consejos para no fallar en tu compra. Espero que os resulten prácticos y siempre confiad en cómo se sienten vuestros pies.

PD: se agradece cualquier comentario para tomar nota de más trucos que uséis para comprar vuestros zapatos.

¡Feliz semana!

Fotos vía Pinterest
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s